El pasado 22 de julio llego al Puerto de Veracruz el buque B/M Siem-Confucius, el barco de tipo Roll On-Roll Off (Ro-Ro) o especializado en carga rodada más grande del mundo, impulsado por Gas Natural Licuado (GNL), un combustible amigable con el medio ambiente. 

Con más de 4,800 vehículos, el Siem-Confucius, inicio su travesía desde la Ciudad de Emden, Alemania hasta llegar a el Puerto de Veracruz.

Este descargo unidades de las marcas Audi, VW, Seat, Porsche y Bentley, y cargó 3.050 unidades VW y 2.350 unidades Audi, para luego continuar a Estados Unidos y Canadá en la ruta transatlántica “América Round Tour”.

El director general de la APIVER, Miguel Ángel Yánez Monroy, destacó que en los últimos tres años el Puerto de Veracruz operó cerca de 3 millones de autos, es decir 1 millón anual, casi el 60% de los vehículos que se movilizaron a través de las aduanas marítimas. 

Cabe destacar que debido a la emergencia del coronavirus (Covid-19) la industria automotriz de México se ha visto afectada su producción, lo que ha ocasiona una disminución en el manejo de este segmento de carga, el cual inicia un nuevo proceso de recuperación con la reapertura de las fábricas ensambladoras.

El buque es fletado exclusivamente para el traslado de autos de Volkswagen Group a la naviera Siem Car Carriers; puede transportar hasta siete mil 500 autos en sus 13 cubiertas y reemplaza a los buques tradicionales impulsados por combustibles fósiles.

La unidad de GNL reduce las emisiones de dióxido de carbono hasta en un 25 por ciento, las emisiones de óxido de nitrógeno hasta en un 30 por ciento, las partículas de hollín hasta en un 60 por ciento y las emisiones de óxido de azufre hasta en un 100 por ciento.