A nivel mundial, el 80% del comercio se transporta por vía marítima. Sin embargo, solo el 31% del comercio exterior mexicano se maneja a través de los puertos.

Para aprovechar este potencial, se están impulsando las carreras marítimas, el cabotaje y la educación náutica.

Gracias a esto, los puertos y la marina mercante se convertirán en motores del desarrollo costero regional.